La internacionalización es un medio para aumentar la calidad de nuestra universidad y no un fin en sí mismo. Una correcta internacionalización mejora los procesos de enseñanza y aprendizaje, la investigación, la transferencia y los sistemas de gestión universitaria. Gracias al aumento de la proyección internacional hemos podido salvar los condicionantes derivados de nuestra ubicación en una zona poco poblada. Así, hemos aumentado de manera notable el número de estudiantes extranjeros en nuestra comunidad universitaria. Nadie duda de que el profesorado universitario debería beneficiarse de una experiencia internacional tanto en su proceso de formación como en su quehacer como investigador. Por lotanto, para nosotros la internacionalización no es una opción: es una necesidad y una prioridad. Una universidad atractiva es una universidad con proyección global y la nuestra debe aspirar a mantenerse entre las más atractivas e internacionales de nuestro país y del mundo.

El incremento del grado de internacionalización de una universidad se puede lograr a través de múltiples formas: potenciando la movilidad internacional de estudiantes, profesorado y Personal de Administración y Servicios; participando en programas formativos con universidades extranjeras (conjuntos o dobles, presenciales o virtuales); incrementando los equipos de investigación y las publicaciones de carácter internacional; incorporando docentes e investigadores extranjeros de forma permanente o temporal a nuestra comunidad universitaria y, por último, manteniendo delegaciones estables en otros países.

La Universidad de Salamanca debe sentirse orgullosa de su actual dimensión internacional. En los últimos años se han adoptado muchas medidas acertadas que nos han permitido alcanzar el nivel actual. A pesar de las restricciones presupuestarias hemos sabido apreciar la importancia de la dimensión internacional y se han sentado unas bases sólidas para construir un futuro mejor también en este ámbito. Las clasificaciones más recientes nos sitúan entre las siete universidades con mayor grado de internacionalización de España, pero no nos conformamos y aspiramos incluso a mejorar esta posición.

En ese sentido, en mi programa presento medidas destinadas a:

 

  • incrementar y a mejorar el reconocimiento de la movilidad internacional, para estudiantes, para profesores y para personal de administración y servicios,
  • mejorar la competencia de la comunidad universitaria en otras lenguas,
  • consolidar y diversificar las prioridades estratégicas (Iberoamérica y el Caribe,  Portugal, Francia, resto de Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, países de Asia Oriental (Japón y también China y Corea del Sur), así como con otros países del entorno como India y Singapur, otros países asiáticos y africanos con gran potencial para nuestros intereses a medio plazo y largo plazo como Marruecos y Egipto, etc.

En definitiva: no nos pondremos límites, no nos pondremos fronteras en las posibilidades de relaciones internacionales para nuestra institución susceptibles de generar beneficio mutuo.

 

María Ángeles Serrano García

Sin comentarios

Escribir un comentario