El primer paso para conseguir una plantillade Personal Docente e Investigador con calidad y capacidad de renovación, que genere confianza entre los jóvenes que desean comenzar la carrera académica, es establecer unos mecanismos y un itinerario claros, que permitan la incorporación de graduados y posgraduados de calidad y con vocación, en el convencimiento de que constituyen el futuro de nuestra institución y un pilar fundamental del necesario relevo generacional. Con esta finalidad adoptaremos medidas tales como un reforzamiento del programa de becas predoctorales de la Universidad de Salamanca, la creación de un programa de becas puente propias de extensión máxima de un año, la creación de un programa de contratos de relevo, que contribuirá al necesario rejuvenecimiento de la plantilla y que facilitará el relevo generacional, la creación de un programa estable de contratos posdoctorales para la captación de talentos, o la creación de un nuevo y amplio programa de calidad de profesores ayudantes doctores.

Devolveremos a la figura de profesor asociado su significado original. Las medidas expuestas anteriormente sustituirán las formas de contratación precarias por otras figuras de profesorado que permitan la realización secuencial y ortodoxa de una carrera académica.

Yendo a un mayor detalle, ofreceremos al menos 165 plazas anuales para los programas anteriores: 40 becas predoctorales, 30 contratos para ayudantes, 40 contratos para ayudantes doctores, 25 contratos posdoctorales y 30  becas puente, estas últimas ajustadas a las necesidades existentes.

Además ofreceremos al menos 15 contratos de profesores visitantes provenientes de universidades de prestigio que fortalezcan redes de intercambio entre docentes, la participación en proyectos internacionales, la colaboración en publicaciones de alto impacto, la codirección de tesis y la implicación en diferentes programas formativos.

Promoción y estabilización de los acreditados

La segunda acción para conseguir una plantilla equilibrada y estable es proporcionar unas expectativas razonables de progresión en la carrera académica mediante la promoción y estabilización de los profesores, lo que supone un incentivo personal y un aprovechamiento de los recursos humanos, sin dejar de lado en ningún momento los criterios de calidad.

En la fase inicial del mandato se procederá a la promoción y estabilización de todos los profesores actualmente acreditados (ayudantes doctores, contratados doctores y profesores titulares de universidad), incluidos los interinos, con normas y criterios estables e teniendo en cuenta las necesidades académicas y la antigüedad en la acreditación.

A partir de ese momento y hasta el final del mandato pasaremos a estabilizar y promocionar a los profesores de una manera progresiva, al ritmo que impongan las acreditaciones y las necesidades académicas.

 

María Ángeles Serrano

Sin comentarios

Escribir un comentario