Dante Alighieri introdujo en su Divina Comedia al poeta latino Virgilio a quien tanto admiraba. Virgilio aparece como un personaje que comparte con el propio Dante las aventuras de ambos por el infierno y por el purgatorio. Dante encontrará en Virgilio compañía, consejo, guía y ánimo.

Nuestro Programa Virgilio es un programa nuevo de apoyo que tiene el fin de ofrecer acompañamiento individual y ayuda académica, administrativa y jurídica, a todos los colectivos de la Universidad de Salamanca cuando se enfrentan a situaciones de desinformación, desorientación y desamparo, ocasionadas, en general, por su relación con otras instituciones (sexenios denegados, becas denegadas, proyectos mal evaluados, exclusión de concursos, etc.) y que les resulta difícil resolver por sí mismos.

La comunidad académica ha de desarrollar su actividad profesional en condiciones que estimulen su desarrollo y colaboración y, por ello, la institución ha de procurar contar con medidas generales y particulares de carácter integrador y para el beneficio y prestigio mutuo.

La Universidad de Salamanca debe garantizar a la comunidad que la integra procedimientos para resolver las contrariedades y problemas que surgen en el desempeño de las tareas cotidianas. En nuestro programa electoral se desglosan en diferentes apartados medidas destinadas a agilizar y flexibilizar los trámites administrativos, a acercar los servicios y las diferentes unidades a los usuarios, a facilitar, en suma, las relaciones internas en la Universidad, a las que habría que sumar la labor del defensor del universitario. No obstante, en muchas ocasiones las relaciones que los miembros del colectivo universitario establecen con instituciones externas (Agencias de Evaluación, Ministerios, Consejerías, etc.) presentan escollos. Para la resolución de los posibles conflictos que se derivan de ese tipo de relaciones surge el Programa Virgilio, que se articulará con los recursos existentes en la Universidad, tendrá un carácter voluntario y se concebirá como un sistema complementario a la ayuda de gestión interna. Ofrecerá los medios necesarios para dar respuesta personalizada a esas situaciones que afectan al desarrollo de la carrera profesional de los miembros de nuestra comunidad académica.

No podemos olvidar que la Universidad de Salamanca cuenta con un considerable número de profesores que han formado o forman parte y ocupan, en algunos casos, posiciones relevantes en las agencias de evaluación de la actividad docente e investigadora de carácter nacional e internacional. Estos profesores son idóneos para el asesoramiento y la ayuda ante situaciones de conflicto en los casos de solicitudes de evaluación de méritos o proyectos por parte del Personal Docente e Investigador.

Asimismo, la probada experiencia y cualificación de los miembros del Personal de Administración y Servicios de la Universidad de Salamanca y la colaboración del defensor del universitario serán también esenciales en la prestación de apoyo a todos los colectivos.

Utilizando todos los recursos existentes en la Universidad y con la colaboración de miembros expertos de todos los colectivos se pondrán en marcha actuaciones de ayuda y acompañamiento a la comunidad universitaria (incluyendo profesores visitantes y estudiantes de otras instituciones) para intervenir en situaciones tales como denegación de proyectos de investigación, de ayudas económicas de instituciones públicas o privadas, de becas de estudio, de financiación en convocatorias externas de ayudas a la movilidad, de sexenios de investigación, etc.

La Universidad de Salamanca está en condiciones, en suma, de ofrecer un apoyo más cercano a todos sus miembros, de convertirse en un compañero de viaje en trances que a veces podemos llegar a sentir como pequeñas travesías por infiernos o purgatorios. Así nace nuestro Programa Virgilio.

 

María Ángeles Serrano García

 

Sin comentarios

Escribir un comentario